| |

Klaus Kinski (Diego Cortés)

(Poster publicado en la Revista El Péndulo, nº1)

NOSFERATU Y YO

Vi Nosferatu en la adolescencia, en mi tele de blanco y negro, algún sábado por la noche. Y me encantó.
Nosferatu se volvió mi tipo de vampiro:
Arruinado.
Con dientes sin filo.
Pelado.
Sin nada de sex-appeal.
EL vampiro existencialista, siempre decayendo y decayendo, mordiendo sin entusiasmo.

El conde elgante y serio, que enloquecía a las mujeres, me parecía demasiado soberbio y ganador.
Si yo fuera un vampiro, como Nosferatu, tendría todas las de perder.

Diego Cortes.

1 comentarios:

rvs dijo...

Me asusté... dije el Diego aprendió a dibujar y ahora se convierte en gurú máximo, pero no... sí pobre Nosferatu inspirá lastima y no miedo... Robertovs

Publicar un comentario